Truchas en la Serranía de Cuenca

Esta vez sí, por fin llegó la temporada en la que pudimos cuadrar las agendas con Manuel Cano, buen amigo y colaborador habitual de PescataMinuta y al que nos veíamos desde hacía un par de temporadas. Se trataba de una jornada que la habíamos marcado en el calendario como para elegir el destino durante los días previos a la fecha en función de la climatología y la disposición de la cuadrilla.

Santi no podía acompañarnos, así que Miguel Ángel y un servidor nos dispusimos a emprender rumbo en nuestro itinerario dirección a Cuenca, donde nos esperaba Manuel. Había ganas, por lo que durante el café pudimos ponernos al día por ambas partes, un buen rato sin duda.

Manuel nos acompañó por los escenarios que el suele pescar, aunque nos advertía que tal y como venía de lluviosa la primavera y lo cargado de aguas de los ríos en los últimos días, no tenía garantías de que fuese un buen día de pesca porque nos podríamos encontrar un río turbio y muy fuerte de caudal.

A pie de río, el paraje es idílico, un erosionado barranco pegado a la carretera, deja discurrir un río de media montaña, variando constantemente las opciones de pesca, tablas, corrientes, pozos…, un precioso entorno para visitar aunque no sea de pesca.

Nos encontramos un río algo tomado, pero pescable pese al abundante caudal. Además se veían tablas algo más mansas donde poder probar a seca. El río no tiene problemas para vadearse, en los primeros metros recorridos, aunque buena parte de estos primeros 500 metros se pueden hacer dese la orilla sin necesidad de meterse en el agua. Además su anchura media de 3 metros te permite llegar bien a la otra orilla, especialmente con la Marryat Táctical Pro 10’ la cual estrenaba pescando al hilo.

Iniciamos en corrientes, entre chorros y badinas, montando ninfas pesadas que profundizasen  rápido  y a las pocas pasadas una primera pequeña truchilla se hace notar con la “pale nymph”, pero se libera ella misma en la pelea. Y unos metros más arriba, otra algo más grande es capturada. Nos había avisado Manuel que iban a ser truchas pequeñas en general y así era, pero además todas bravas y de tonos muy vivos, realmente preciosas.

Esta sería la tónica durante toda la mañana, una decena de truchas pequeñas a ninfa en las corrientes, de forma más o menos frecuente. Aunque también tuvimos la oportunidad de probar a seca en ciertas tablas paradas, pero con distintos resultados. No estaban por la labor de subir, aunque alguna cebada aislada pudimos ver. Aproveché para probar mi nueva adquisición en fibra de vidrio, una caña en 7,6’ y línea #4, montada por Rafa García, especial para ríos pequeños y que es una delicia para pescar a seca.

Por la tarde continuamos por recorrer el tramo libre sin muerte ya que nos quedaba bastante por patear. Teníamos ilusión en capturar alguna trucha de más porte que las de la mañana. Pero la tarde se torna oscura y amenaza con caer lluvia en cualquier momento. Según la previsión sería a partir de las 17:00h, así que nos apresuramos a pescar aquellas pozas y corrientes que tienen mejor pinta. Pronto otro clavo otra, pero hasta la siguiente pasaría casi una hora. Por momentos dejaron de dar la cara y no entraban a nada, poco antes del final conseguimos capturar 4 truchas más, ligeramente más grandes que las de la mañana, pero ninguna a destacar. La tarde se tornaba oscura y tenue lluvia comenzó a hacer acto de presencia, por lo que decidimos dar por concluida la aventura.  Media hora después, ya en los coches, nos cayó encima el diluvio universal. Menuda suerte!

La verdad es que las fotos hablan por sí mismas, un bonito rincón conquense, donde pasar un agradable día de pesca. Quizás lo malo sea tener que pescarlo siempre a principio de temporada, ya que es un río con mucho estiaje y en verano apenas tiene agua.

Por otro lado, fue muy gratificante reencontrarnos de nuevo con Manuel Cano y compartir esta estupenda jornada mosquera.

© PescataMinuta 2016

Anuncios

4 pensamientos en “Truchas en la Serranía de Cuenca

  1. Un río espectacular, con unas truchas dignas de la alfombra roja. Me alegro de que disfrutárais con la jornada por tierras de Cuenca. A ver qué te depara la próxima.

    Saludos a la cuadrilla

    Me gusta

  2. Hermoso río amigo. Yo tengo en la memoria grabadas en el rincón de “grandes sesiones de pesca” jornadas en las cuales los peces eran de pequeño tamaño, pero de enormes satisfacciones. Pescar en zonas así llena mucho.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s