Garganta de Barbellido, truchas “pura sangre”

Garganta de Barbellido 2016 (2)De nuevo por tierra de Gredos con la aventura por delante de poder saborear una presumible jornada de pesca a mosca de sus truchas. Y de nuevo en compañía de Sigue leyendo

Ucero 2016

DSCN2617Primera salida al río Ucero en el acotado del mismo nombre. Mediados de mayo, muchas expectativas y ganas de pisar las aguas de éste mítico soriano. La previsión daba lluvias al mediodía, por lo que nuestra intención era aprovechar al máximo la mañana. Sigue leyendo

Guadalope, truchas del Maestrazgo

Con toda la información posible sobre este río y en concreto de este tramo, gracias a la inestimable colaboración de Jesús Carmona “Calambres” me aventuré a explorar estos rincones de la Sierra del Maestrazgo en Teruel. Sigue leyendo

El Condado II, 2013

El Condado II 2013 (5)Había sido la temporada pasada mi mejor jornada de pesca. Las veintitrés truchas capturadas con mosca seca habían dejado marcado en el calendario este destino de pesca como uno de los favoritos. El Condado II 2013 (3)Pero esta temporada lo compartiría con mi hermano Miguel, quien me acompañaría en esta nueva jornada de pesca, al cual le había contado tantas y tantas veces el éxito obtenido entonces.

Pero no podía apartarme de la cabeza lo mal que se me había dado el río Porma en el coto de Cerezales unas semanas atrás. Donde habiendo tenido una climatología inmejorable, las truchas no estuvieron por la labor y tan sólo tres truchas pudieron dar testimonio de que había peces en el río. Además estas aguas habían acogido recientemente la 47ª edición de la Semana Internacional de la Trucha de León, lo que podría afectar el comportamiento de las truchas.

El Condado II 2013 (6)Observando el coto en su tramo inferior con detenimiento, el río mostraba un aumento de caudal importante respecto al año anterior y unas aguas gélidas. El cielo estaba totalmente despejado y la climatología prevista era veraniega, por lo que sólo faltaba que los peces estuvieran activos.

El Condado II 2013 (1)Precisamente en la primera tabla del inicio del acotado, fue donde la temporada pasada más capturas conseguí. Siendo todas ellas por la mañana a partir de las 11:30h. Por ello y con calma fui sorteando las mejores posturas bajo la cobertura de las orillas y entre los distintos canalillos que formaban las ocas.

Atentos en todo momento a que alguna trucha tomara en su deriva algunas de las imitaciones de rhodanis, ignitas y otras efémeras que íbamos montando en los terminales, sorteábamos las corrientes y remansos de estos primeros metros. Pero transcurrían los minutos y las truchas no daban señales, tan sólo algún pequeño ejemplar de dejaba ver asustadizo entre las ocas a medida que avanzábamos curso arriba. Pero había llegado la hora de comer algo y no habíamos visto y una sólo cebada, algo que empezaba a preocupar.

El Condado II 2013 (7)Proseguimos tras el tentempié por encima de la tabla, buscando otras zonas donde poder tentarlas con algo más de fortuna. Ya el sol apretaba y las zonas más profundas y lentas alguna cebada aislada se pudo observar. Aunque la profundidad de las aguas dificultaba lanzar la línea con precisión en el lugar adecuado.

El Condado II 2013 (11)Seguimos avanzando y nos encontramos con corrientes y aguas algo más someras, donde cambiamos nuestras imitaciones por ninfas con las que poder mover alguna trucha cautelosa entre la vegetación subacuática. Sabiendo el riesgo que corrían los bajos con tal cobertura en el lecho, habría que manejar muy bien las derivas evitando los posibles enganches en las ocas.

La curva que precedía a estas corrientes volcaba todas sus aguas hacia la orilla izquierda por lo que la fuerza de las mismas impedía avanzar bien y tener equilibrio en las posturas que nos encontrábamos. Pero había que intentarlo, se daban las circunstancias que hacían pensar que allí abría truchas. Y así fue pronto una preciosa trucha tomó el perdigón CD que acaba de montar, de la que no puede dejar testimonio gráfico porque se me escurrió cuando justo preparaba su toma. Minutos después y unos metros más arriba, tengo otra picada pero no logro clavarla bien.

El Condado II 2013 (9)En vista de que a seca las truchas no estaban por la labor, decidimos seguir pescándolas a ninfa, con la esperanza de que esta situación cambiara y que el resto de la jornada tuviéramos alguna posibilidad más para probar con secas.

Habíamos recorrido el primer kilómetro del coto y se echó la hora de comer. Momento de reponer fuerzas y cambiar la estrategia. Decidimos subir río arriba hasta la zona de Secos de Porma donde buscar más actividad para la tarde y explorar otras aguas con mejor suerte.

Una vez allí, desde la orilla con la protección de los árboles se podían observar algunas truchas interesantes que se movían cautelosas, que intentamos tentar pero sin éxito. Llegamos a una zona donde la diversidad de pozas y corrientes eran ideales para tentarlas con ninfa y allí estuvimos un buen rato, tratando de escudriñar todos los posibles apostaderos. Pero nada de nada y empezábamos a estar desesperados. Eran las 16:00h y no habíamos dado con la clave a pesar de haber pateado bien el río.

El Condado II 2013 (8)Al poco tiempo aguas más arriba, donde el río tomaba forma serpenteante y había pozas profundas con mucha corriente, Miguel clava otra trucha con ninfa. Y poco después entre la protección de los troncos de algunos árboles caídos, por mi parte consigo clavar otras dos truchas más.

Serían las 17:30 cuando llegamos al final del coto a una inmensa tabla en la zona de Castrillo de Porma, similar a la que da comienzo el coto. Y acercaba la hora de recoger, pero cambiamos a seca con la idea de tentarlas en superficie. Algunas cebadas se dejaban ver en la orilla con más cobertura, justo en la sombra bajo el cobijo de las El Condado II 2013 (10)ramas de los árboles. Pero ya cansados y desmoralizados no le pusimos demasiada concentración ni intensidad en pescarlas, por lo que tras unos lances decidimos poner fin a la jornada y regresar al aparcamiento para emprender la vuelta.

En conclusión, un buen río desaprovechado por distintas circunstancias que habían hecho prácticamente nula la actividad de los peces en superficie y que para cuando lo estaba, era demasiado tarde. En fin, sigue siendo un magnífico escenario, pero principalmente el retraso de la temporada este año está haciendo que los mejores cotos no estén acompañando.

Texto y fotos: PescataMinuta