Prince – hablamos de un genio

Así es, para mi uno de los mejores músicos de todos los tiempos. Músico multi-instrumentista y gran compositor, revoluciona la escena de los 80 con su estilo funk rock, su look psicodélico y su gran directo y puesta en escena.

Prince (Rogers Nelson), nació el 7 de junio de 1958 en Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos. Es un cantante, compositor e instrumentista de rock, soul, funk y new wave. Usa el nombre artístico de Prince, aunque también ha sido conocido bajo un símbolo impronunciable.

Durante la década de los años 80, fue uno de los artistas más importantes e innovadores. Se le considera el fundador del llamado “Sonido Minneapolis“. Sonido que comenzó a conformar en su tercer álbum, Dirty Mind y que se sustanció en 1981 en su álbum Controversy y en la evidencia de un disco claramente influido por él: el álbum de debut de The Time. Prince alcanzaría la cima de su popularidad con el album Purple Rain (1984) y la película de idéntico título.

El tema “Purple Rain” obtuvo el oscar a la mejor canción para el propio Prince, que también obtuvo un premio Grammy por el álbum. El álbum incluía otras canciones que alcanzaron una alta popularidad como “When doves cry” y “Let’s go crazy“, que llegaron a ser éxitos a nivel mundial y lo elevaron a nivel de superestrella.

Sus influencias musicales abarcan a grandes artistas y bandas como Jimi Hendrix, Sly & the Family Stone, Curtis Mayfield, Parliament-Funkadelic, Stevie Wonder, Joni Mitchell, Duke Ellington, Miles Davis, Santana, James Brown, The Beatles y Led Zeppelin.

Sus comienzos

Cuando tenía seis años sus padres se divorciaron. El padre se fue de la casa familiar pero no se llevó el piano que tenía, lo cual fue aprovechado por Prince para aprender a tocarlo el solo, aprendiendo de oído sintonías de series de televisión como ’Batman’. Más tarde aprendió a tocar otros instrumentos: a los 13 años su padre le regaló una guitarra eléctrica, que Prince aprendió a tocar rápidamente. En sus años de instituto formó con su amigo André Cymone varios grupos, entre ellos dos llamados Champagne y Grand Central. Tocaban en fiestas de instituto y similares pero Prince no cantaba, pues consideraba que su voz no era apta para ser presentada en público.

Tiempo más adelante, demostraría que su talento como cantante es tan amplio como el de instrumentista o compositor.

Cuando tenía 17 años conoció a un músico llamado Pepe Willie, marido de una prima suya, que le introdujo en el mundo profesional y con el que hizo sus primeras grabaciones en estudio. Poco después un ingeniero llamado Chris Moon le convenció para que presentara sus maquetas a alguna compañía. La que se llevó el gato al agua fue Warner Bros, que le dio completa libertad artística y creativa.

Los primeros albumnes

En 1978 grabó su primer disco, For You, en el que todas las canciones están compuestas por él y toca todos los instrumentos que se escuchan en el disco (según sus propias palabras sabe tocar más de treinta instrumentos). Amante de los cócteles musicales más variopintos, se convirtió en la gran esperanza de la música negra tras su disco Prince (1979), en el que se incluía I Wanna Be Your Lover, primer tema de Prince en alcanzar las listas de éxitos, el clásico I Feel For You, que en 1984 supondría la consagración mundial de Chaka Khan al hacer una versión, o la guitarrera y provocativa Bambi, historia de un ligue femenino con tendencias lésbicas. En este año hace su primera gira por Estados Unidos, tanto en solitario como telonero de Rick James. Su primera banda fija estaba compuesta por: André Cymone (bajo), Gayle Chapman (teclados), Dez Dickerson (Guitarra) y Matt Fink, alias Dr. Fink (teclados).

Su siguiente disco, Dirty Mind (1980) supuso un radical cambio de estilo. Un disco de poco más de media hora, con un sonido más crudo (el disco es prácticamente una maqueta) y una imagen absolutamente provocativa, apareciendo en escena en slip y con medias de mujer debajo de una raída gabardina. Además las letras iban más allá de los límites establecidos en el tema sexual; temas como Head y Sister se convirtieron en pesadilla de censores.

Su siguiente álbum, Controversy (1981) supuso una nueva vuelta de tuerca; esta vez los temas sexuales dejan paso a temática social en canciones como RonnieTalk To RussiaAnnie Christian. Debido a lo provocativo del nuevo estilo de Prince, la teclista Gayle Chapman abandona la banda de directo y es sustituida por Lisa Coleman, joven teclista hija de músicos que no tuvo ninguna objeción a la música. Por esta época empieza a dar rienda suelta a su creatividad con grupos paralelos como The Time, a mayor gloria de su amigo Morris Day (antiguo batería de Champagne) y que sería semillero de valiosos músicos y productores como Jimmy Jam, Terry Lewis, o Paul ’St. Paul’ Peterson. El disco que hizo a continuación, 1999 (1982) supuso su primer gran éxito popular, y probablemente su primera gran obra maestra. La canción que dio título al disco (plagiada por Phil Collins algunos años después) se convirtió en un clásico, aunque la canción que le aupó a las listas de éxitos fue el segundo sencillo, Little Red Corvette, tema dirigido básicamente al público blanco. Antes de la gira de promoción del disco, André Cymone dejó la banda, frustrado por el egocentrismo de Prince para empezar una carrera en solitario como solista y productor. Fue sustituido al bajo por Mark Brown, rebautizado como Brownmark. En esta gira la banda tuvo por primera vez el nombre The Revolution.

Por esta época Prince empieza a pensar en hacer una película. Durante la gira de apoyo al disco 1999 empezó a anotar ideas en una libreta de color púrpura. Sus representantes Cavallo, Ruffalo y Fargnoli consiguen interesar a su compañía en el proyecto. Durante el verano y otoño de 1983 se rueda la película en Minneapolis y Los Ángeles. El 8 de agosto de 1983 dio un concierto benéfico en la sala de su ciudad natal 1st Avenue. Este concierto es reseñable por dos hechos destacados; supuso el debut a la guitarra de la joven de 19 años Wendy Melvoin en la banda sustituyendo a Dez Dickerson. Wendy había sido traída a la banda por su amiga Lisa Coleman. Ambas serían la mano derecha de Prince, musicalmente hablando, durante los siguientes tres años. El otro hecho destacado fue que varios de los temas tocados serían grabados e incluidos, con pequeños retoques de estudio, en el disco que acompañó a la película.

Esplendor y estrellato

Purple Rain (1984), disco y película, supusieron el estrellato masivo para Prince. El disco vendió más de 15 millones de copias solo en Estados Unidos, la película rompió marcas de taquilla y la posterior gira norteamericana, que empezó en Detroit en noviembre de 1984 y terminó en Miami en abril de 1985 fue vista por más de un millón de personas. Empiezan a lloverle los premios; ganó tres Grammys por el disco y un premio Óscar a la mejor Banda Sonora.

Su siguiente disco, Around the World in a Day (1985) supuso un radical cambio de estilo con respecto a Purple Rain. Ecos árabes, psicodelia y existencialismo en una grabación que descolocó a su compañía de discos y a sus seguidores, sobre todo a los ganados con su disco anterior. Aunque en un principio Prince no tenía planeado hacer videoclips del disco, hizo varios como el colorista de ’Raspberry Beret’ o la grabación en directo en Niza de ’America’. Hoy en día está considerado como un disco de transición, eso si, de altísima calidad. En esta época comenzó a construir, con los réditos de ’Purple rain’, un gran complejo audiovisual llamado Paisley Park en Chanhassen, población cercana a Minneapolis. El edificio incluye varios estudios de grabación y un gran plató para el rodaje de películas, aunque este último ha sido usado básicamente para celebrar conciertos del propio Prince. Con su siguiente grabación, Parade (1986), Prince volvía al formato de disco mas película de ’Purple Rain’. Aunque la película, llamada ’Under The Cherry Moon’, rodada en la Costa Azul francesa y dirigida por el propio Prince era de una categoría ínfima y fue un tremendo fracaso de crítica y público, el disco que le acompaña como banda sonora muestra un Prince tremendamente experimental, alternando comercialidad como la del primer sencillo del disco, el tema ’Kiss’ con melodías dislocadas como las de ’Anotherloverholenyohead’ o ’Life Can Be So Nice’ y lirismo poético en ’Do You Lie?’ o ’Under The Cherry Moon’.

La gira que acompañó al disco fue la primera que hizo por Europa y Japón y también fue la primera en incluir sus legendarios ’aftershows’, conciertos en salas pequeñas de madrugada a posteriori del concierto en gran pabellón o estadio.

Después de más de un año de trabajo, varios proyectos cancelados, la disgregación de su banda The Revolution y otras historias personales y profesionales, se editó la que es considerada como su gran obra maestra hasta la fecha, Sign ‘O’ the Times (1987). Compendio de los abortados proyectos de (1986) ’Dream Factory’, ’Camille’ y ’Crystal Ball’, este álbum es el más ecléctico de su carrera; un doble disco de 80 minutos y muchos estilos mezclados como funk, gospel, pop y rock. El disco fue alabado por la crítica de todo el mundo por canciones como la que daba título al disco (absolutamente minimalista), ’If I was Your Girlfriend’, ’Hot Thing’ o ’I Could Never Take The Place Of Your Man’. La gira que acompañó al disco (que solo paró en Europa) fue un gran éxito también, y fue inmortalizada en una película del mismo título filmada en Rotterdam, aunque gran parte de lo que se ve en ella fue regrabado en Paisley Park.

Siguientes discos; Lovesexy (1988); Batman (1989), banda sonora de la película del mismo título; Graffiti Bridge (1990), disco de una película escrita, dirigida y protagonizada por él; Diamonds and Pearls (1990); Symbol (1992); The Hits / The B – Sides (1993), álbum recopilatorio; Come (1994); The Gold Experience (1995); Chaos And Disorder (1996); Emancipation (1996) y The Rainbow Children (2001), en las cuales combinó el funk con la psicodelia, el rock and roll y el new wave.

A partir de dicha fecha se centró en trabajo mas alternativos que se vendían a través de su web oficial. Recientemente ha lanzado Musicology (2004) que llegó al nº 3 tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, 3121 (2006) que alcanzó en la primera semana el nº1 de álbumes según Billboard y su último trabajo Planet Earth (2007).

Texto y fotos: Antonio Cenamor

Anuncios

Del Hard Rock al Heavy Metal

Sin entrar en muchos detalles, ya que hay mucho escrito que profundiza en la esencia del Hard Rock y de las mejores bandas de la historia, os quiero dejar este pequeño artículo sobre el tema. Es muy difícil decidir que grupo o banda de Hard Rock es o fué la mejor, pero seguro que alguno de los aquí nombrados es el vuestro.

Antecedentes


A finales de los años 60 surge dentro de la música Rock, una corriente musical llamada Hard Rock. El término pronto se generalizó como heavy rock. La posterior combinación de la palabra Metal con el término Heavy vino dada por el mayor empleo de la guitarra por parte de los grupos que practicaban este tipo de rock frente al abuso que hizo la explosión vanguardista de los teclados o equipos de sintetizadores. La expresión fue acuñada por Barry Guidford, firma habitual en las páginas de la prestigiosa revista Rolling Stone.

Con Heavy Metal se alude a un sonido duro, denso y pesado. Y se subraya, sobre la fuerza e intencionalidad del ritmo, lo potente y hasta lo reiterativo de un efecto psicológico continuado. Es una radicalización musical que surge dentro del rock. En poco tiempo esa vía dura, protagonizada inicialmente por las guitarras, entrañará una estética y un tono distintivo, singulares. Es el signo de una época.
La masiva aparición de grupos de Heavey Metal a finales de los 70, culminada con la exposición absoluta de 1980, lo convierte en un género con perfiles propios, que ha seguido evolucionando en los 80 y los 90 hasta nuevas concepciones que emparentan el Heavy con otras tendencias musicales.

LED ZEPPELIN, In Through the Out Door, 1979

En los 60 y los 70, Led Zeppelin fue la propuesta más importante que aportó el rock duro frente a otras corrientes y tendencias.  Fundada en 1969 por Jimmy Page y Robert Plant, guitarrista y vocalista del grupo respectivamente, supo  revestirse  así  mismo  del  carisma  de gran grupo y conservarlo a lo largo de los 10 años de su existencia, convirtiéndose en la banda más importante desde la aparición de los Beatles. Su gran influencia musical ha marcado estilo y carisma a otros grandes grupos en los últimos 30 años. En su música hay varias referencias a la obra de J.R.R. Tolkien.

BLACK SABBATH, Paranoid, 1970

 

Black Sabbath ha sido considerada una de las bandas más influyentes dentro del heavy Metal. En sus comienzos el grupo sonaba al blues-rock sesentero de bandas como Cream,  Blue Cheer y Vanilla Fudge; pero poco a poco fueron ralentizando el tempo, acentuando el sonido del bajo y los solos de guitarra y llenando sus letras con la  angustia y fantasías macabras. Con el tiempo Black Sabbath dio un giro a su carrera creando incluso un  nuevo  estilo musical que atraparía al público juvenil durante los años venideros.

DEEP PURPLE, Machine Head, 1972

 

Más próximo a la verdadera síntesis del heavy metal está Deep Purple, aunque en este grupo se impusiera desde el inicio el liderazgo de John Lord con los teclados. Ha sido una de las bandas de rock inglesas más características de todos los tiempos, y en sus tres etapas, correspondientes a otras tantas formaciones, ha sido una cuna de grandes músicos. En sus 40 años de historia ha pasado por 10 formaciones distintas y éstas han sido integradas por 14 músicos distintos.

ALICE COOPER, Killer, 1971

 

Junto con Deep Purple, Ozzy Osbourne y Black Sabbath formó  parte  del  la  primera  camada  del  Heavy  Metal. Alice Cooper es considerada una banda pionera en la rama más teatral y violenta del Heavy Metal. Su propósito era impactar a una audiencia sedienta de rock. Conducidos por riff simples y melodías pegadizas con influencias pop de los años sesenta en sus comienzos se decantaron por la psicodelia y el art-rock más tarde, y finalmente, cuando Alice decidió iniciar su carrera  en  solitario,  su  música  se  volvió  mucho  más heavy , convirtiéndose en el rey de  “shock rock”.

KISS, Alive, 1975

Con raíces en el Rock teatral de Alice Cooper y el Glam Rock de los New York Dolls, Kiss fue una de las bandas favoritas entre los adolescentes de Estados Unidos de  los años 70. Tras la desaparición del grupo Wicked Lester, Kiss surgieron en 1972, formados   por   Paul   Stanley “The Starchild” y Gene Simmons “The Demon”. Más  tarde reclutaron a Peter Crisscoula “The Cat Man” a través de un  anuncio  en  la  revista  Rolling  Stone  y  a  Paul  Frehley “Space  Ace”  por  otro  anuncio  en  Village  Voice.

Tras  el éxito  rotundo   de  sus  primeros  discos,  en  el  verano  de 1975, editaron “Alive!”, su primer doble en directo, con su primer hit single, la versión en directo de Rock and roll all nite, llegando hasta el número 12 en las listas de ventas en USA. Este disco fue un cuádruple platino.
La imagen de Kiss siempre se basó en sus conciertos: el maquillaje, los trajes, efectos pirotécnicos y sus himnos de hard rock se combinaron para crear lo que fue llamado como “El Mayor Show De Rock’n’Roll Del Mundo”. Su reputación en directo generó, si cabe, una enorme subida en la venta de sus discos.

AC/DC, If you want Blood you’ve got it, 1978

AC/DC es una de la pocas bandas que en breve se convirtieron en hitos de Rock and Roll de los 70s. El grupo inició  su  historia  en  1973,  en  Sidney,  con  los  guitarristas  Angus,  Malcom,  Young,  Mark  Evans  en  el  bajo,  Collin Burgess en la batería y Dave Evans como cantante. Desde el principio se hicieron famosas sus actuaciones en directo, gracias en parte al extravagante estilo de su guitarrista principal, Angus Young, generalmente vestido con uniforme de colegial en los conciertos.Pero la familia Young se trasladó a Melbourne con lo que solo los hermanos Young y Mark Evans siguieron en el grupo con Phil Rudd a la batería, y Bon Scott como cantante. “If  you  want  blood  you’ve  got  it”  contiene  las  mejores composiciones  de  AC/DC  hasta  la  fecha,  es  un  disco muy recomendable lleno de riffs memorables.

IRON MAIDEN, Seventh son of a Seventh son, 1988

Iron Maiden tomó su nombre de un instrumento de tortura de la Edad Media y eligió un logo,  “Eddie”, una  especie  de monstruo viviente de las lecturas de Lovercraft.

Este grupo inglés  fue  considerado como uno de los primeros de la llamada “New  wave  of  British  heavy  metal”.  Así mismo, fue la primera banda reconocida por caminar entre el hard y el punk y crear un sonido conforme  a los tiempos  que  corrían, mediados de los 80.

GUNS N’ ROSES, Apetite for Destruction, 1987

Fue la banda más controvertida de los años 80 y la  que  mayor  número  de  seguidores  tiene  en todo el mundo. Formada  inicialmente  en  el  84  con  el  nombre Hollywood Rose and L.A. Guns fue en el 86 cuando alcanzaron el éxito en directo, durante un tour, antes de publicar su álbum de debut en 1987,  “Appetite  for  Destruction”,  que  vendió veinte millones de copias en el mundo. La banda sufrió muchos cambios internos y pese a todo no cambió el nombre. Pero serían los años 1985 a 1987 cuando alcanzaron su mayor éxito, quizás porque sus dos componentes más influyentes, Axel Rose y Slash, aún caminaban juntos.

METALLICA, Master of Puppets, 1986

Es la Banda de Trash Metal por excelencia, aunque con influencias de grandes grupos clásicos del rock.  Formada en Los Angeles en 1981 a lo largo de los años se ha ido desmarcando de este estilo, especialmente a partir de “The Black Album”, en el que tomaron un sonido más comercial para acercarse al Mainstream. Sin embargo, el cambio más importante se da a partir de 1996, con la publicación de Load, en el que se puede oír un sonido mucho más arreglado y cercano al hard rock y al rock alternativo, además de poder apreciarse el claro cambio estético de la banda, mucho más pulcramente vestidos abandonando sus melenas y sus vaqueros rotos y desgastados.

JUDAS PRIEST, Rocka Rolla, 1976


Fundado inicialmente en 1969 es uno de los grupos británicos de Heavy Metal más grandes e influyentes en la historia del Hard Rock en el mundo. Su estilo recibe la inspiración de otros grandes del rock psicodélico, rock progresivo, hard rock y heavy metal como lo fueron Black Sabbath, Queen, Cream, Jimi Hendrix, Deep Purple, Pink Floyd y Led Zeppelin.Aunque desde sus inicios buscaron un sonido propio que los diferenciara de las bandas de la época, anticipando así el estilo metálico tronador, fuerte y lleno de energía, que se desligaba del sonido blues del heavy metal durante mediados de los 70s. Esto marcaría el principio de la era de la Nueva ola del heavy metal británico a mediados y finales de los años 70s. Con su álbum debut “Rocka Rolla” en 1976, el sonido de la banda estaba más orientado hacia un hard rock con algunos tintes de rock progresivo.

Texto y fotos: Antonio Cenamor

SIMPLE MINDS

Esta es la historia de una de mis bandas de rock favoritas. Aun hoy activa despues de 30 años generando grandes éxitos a nivel mundial.

Simple Minds es una banda de rock escocesa de finales de los años 70 hasta la actualidad. A lo largo del tiempo han ido expresando géneros como Post-Punk, New Wave, New Romantic, experimentalismo, etc. Conquistaron el mercado americano y de todo el mundo, posicionándose en el primer puesto de los rankings, gracias al hit Don’t You (Forget About Me), parte de la banda sonora del film de John Hughes The Breakfast Club. Sin embargo, la banda no comenzó de manera exitosa a pesar de los estilos experimentales que implementaron en sus creaciones. Simple Minds a lo largo de su historia ha vendido más de 40 millones de discos. Sus miembros mas permanentes desde su formación en 1978 son Jim Kerr y Charlie Burchill, cantante y guitarrista de la banda, respectivamente.

Comienzos

En 1977, Jim Kerr (voz), Charlie Burchill (guitarra, violín y saxofón) y Brian McGee (batería), tres amigos del Holyrood R.C., una local escuela católica de secundaria, junto a otros pertenecían a Johnny and the Self-Abusers, uno de los primeros grupos punk que surgieron en Escocia. Poco tiempo después, este trio de amigos desintegraría esta agrupación para formar Simple Minds. El grupo sacó el nombre de la letra de una canción de David Bowie llamada “Jean Genie”. El grupo utiliza un símbolo celta como logotipo. Consta de un corazón sostenido por una mano a cada lado y con una corona encima. El símbolo significa amor, amistad y lealtad.

Jim Kerr y Charlie Burchill, hasta ahora los únicos miembros permanentes en la banda desde sus comienzos, se conocieron a los 8 años de edad, en una escuela de Glasgow (Escocia). El futuro les depararía convertirse en unas de las parejas musicales más sólidas de la historia del rock. Cantante principal y guitarrista en completa simbiosis sobre el escenario.

Tony Donald se integró en el bajo, y Brian McGee en la batería, así como Mick McNeil en los sintetizadores. Tony Donald fue remplazado ese mismo año por Derek Forbes.

Primeros años

Sus primeros discos se caracterizan por cambios de música, desde el euro-disco hasta el pop. El primero, en 1979, Life in a Day característico del new wave que surgía del punk, cuya boga estaba acabando. Canciones como Chelsea Girl y Life In A Day fueron sacadas en sencillo en ese año y lograron puestos regulares. Por ese tiempo el sonido de la banda comprendían punk, sicodélico e influencias como David Bowie en su etapa en Berlín y el Genesis de Peter Gabriel (cuya carrera solista también admiran, quedando demostrado años más tarde).

En ese mismo año, sin embargo, un disco más oscuro y maduro salió a la luz para favorecer a la crítica: Real to Real Cacophony, ya con claros síntomas del New Wave con canciones como Premonition. Lamentablemente este disco fue desfavorecido con las ventas y el ranking.

Le seguiría en 1980 Empires & Dance, con su música experimental, con grandes composiciones como I Travel. El grupo perfilaba el sonido que poco después les hacía ser populares en Norteamérica. Uno de los sonidos protagonistas, el del teclista Mick MacNeil, miembro de Simple Minds que también ha trabajado con Trevor Horn y Rod Stewart. Simple Minds en sus inicios fueron influenciados por el sonido del sintetizador de sus bandas alemanas favoritas. Esto hará que se les catalogue más como grupo europeo que británico. El afamado Peter Gabriel se fijó en ellos y fueron invitados para telonear su gira. La primera vez que el grupo visitó España fue en la gira de Gabriel de 1980 en Badalona. John Leckie, que trabajó con George Harrison o Pink Floyd, fue el productor de sus 3 primeros trabajos.

Posteriormente, en 1981, ya con la discográfica Virgin Records y con otro productor llamado Steve Hillage, grabarían discos con un toque cercano al Rock Progresivo como Sons And Fascination, con Love Song como gran éxito, y Sister Feelings Call que incluía The American, cuya caraterística fue que salieron en formato de combo, y que posteriormente fueron separados para su venta individual. Love Song fue durante muchos años sintonía del famoso programa deportivo radiofónico de Jose María García. El 20 y 21 de diciembre de 1981 Simple Minds tocaría en el desaparecido “Rockola” de Madrid. A principios de 1982 salió a la venta un recopilatorio con el título de Celebration, que sólo incluiría una canción nueva. En este disco se hacía un repaso a los primeros 3 álbumes de la banda. Sus discos iniciales reflejaban el gusto por la técnica electrónica. No eran álbumes fáciles, sino muy experimentales, llenos de ritmos duros y textos fríos pero expresados con apasionamiento.

Éxito

Terminada la grabación del álbum Sister Feelings Call, Brian McGee se separa de la banda y se dirige a Endgames. Lo reemplaza Kenny Hyslop, con quien hacen la gira completa del disco.

Y después de esperar el éxito de una forma más palpable, el álbum New Gold Dream (81-82-83-84), también del año 1982, con Peter Walsh como productor, logró entrar en las listas comerciales estadounidenses con éxitos como “Promised You A Miracle“, “Someone Somewhere In Summertime” y “Glittering Prize“. Fue una derivación del New Wave al New Romantic. La música es más accesible pero sin perder fuerza ni originalidad. Para la grabación de ese disco, Mel Gaynor entra a la batería en reemplazo de Kenny Hyslop, quien se va a formar una banda disco escocesa llamada Set The Tone y de ahí se va a tocar para Midge Ure.

Parecía que el grupo pasaba por un buen momento, Steve Lillywhite, en 1984, producía el disco Sparkle in the Rain, con otro gran cambio de dirección musical, el cual tenía buena acogida en el público con varios números uno como “Waterfront” y “Up On The Catwalk“. La temática tecno original da paso a canciones-himno arropadas por un sonido mucho más grandilocuente y en ocasiones emocionante. Al mismo tiempo Jim Kerr, contraía matrimonio con Chrissie Hynde, vocalista del grupo The Pretenders. Posteriormente, ambos grupos hacían presentaciones en común.

En el año 1985, le llegó el éxito a Simple Minds con la canción “Don’t You (Forget About Me)“, que antes fue ofrecida a Bryan Ferry para interpretarla pero fue rechazada por éste. Accedió al gran público llegando al número 1 de Billboard en EE. UU. y teniendo un espectacular éxito en el Reino Unido, donde permaneció en los charts por 3 años(1985-1987), siendo el single de mayor permanencia en la historia de la música británica. Se convirtió en banda sonora de la película “The Breakfast Club” y en un himno para el grupo.

El 13 de julio de 1985, la banda participaba en el multitudinario concierto de Live Aid, ante 2.000 millones de espectadores en más de 60 países. Ellos lo hicieron en Philadelphia, en el JFK Stadium. Tocaron “Don´t You Forget About Me” y otra canción aún desconocida llamada “Ghostdancing”. Más tarde, en ese mismo año, apareció el disco Once upon a time, quizá su trabajo más comercial, que llegó al número 1 en el Reino Unido y entre los 10 más vendidos en EE. UU. Producido por Jimmy Iovine y Bob Clearmountain. 4 éxitos mundiales como “Alive & Kicking“, “Sanctify Yourself“, “Ghostdancing” y “All The Things She Said” terminaron por consolidarles en lo más alto del panorama musical.

Live In The City Of Light fue un disco en directo, editado en 1987, en donde se plasmaba la extensa gira del grupo por aquel entonces, grabado durante la actuación de 2 noches en París en 1986. El disco tuvo un gran éxito comercial pero no fue capaz de demostrar el gran directo de la banda. Tras la extenuante gira, el grupo decide tomarse un descanso. Después de 10 años sin pausa se necesitaba buscar un poco de calma. La banda estaba colocada entre las más grandes pero la presión llegó a ser terrible por lo que no tuvieron más remedio que parar antes de que el éxito les desbordara y sobrepasara. Durante estos años, Simple Minds fue un gran colaborador y divulgador de Amnistía Internacional.

En el año 1989 sacaron el disco Streets Fighting Years, producido por Trevor Horn y Stephen Lipson. Era un álbum comprometido políticamente y los Simple Minds militaron en causas humanitarias como la liberación del líder sudafricano Nelson Mandela, a quien le dedicaron el himno “Mandela Day“. El álbum alcanzó el número 1 en las listas del Reino Unido, al igual que su primer single “Belfast Child“. Para componerla se utilizó como base una melodía tradicional celta. Eran momentos de graves incidentes en Irlanda y Jim Kerr escribió una nueva letra. En 1995 en un programa de televisión francés llamado Taratata, Simple Minds junto con el músico bretón Alan Stivell, tocó la versión original del tema, llamado “She Moves Through The Fair“.

En 1991 el disco Real Life significará otro punto de inflexión en la carrera del grupo. Repite Stephen Lipson como productor y aunque contenía alguna canción excepcional, como See The Lights, había muchos síntomas de decadencia como fue la baja definitiva de Mick Macneil. Con esta ausencia se perdía un pieza fundamental en el proceso de crear canciones.

En 1992 se sacó a la venta un recopilatorio llamado Glittering Prize 81/92. El grupo termina por desintegrarse, pero en 1995, Simple Minds, regresará a la música gracias al vocalista Jim Kerr y al guitarrista Charlie Burchill que se juntarán de nuevo para recorrer un nuevo camino. Será con el disco Good News The Next World. Un disco pop arreglado y perfeccionista, producido por Keith Forsey y por el propio grupo, que tuvo buenas críticas y un aceptable número de ventas por Europa, con canciones como “She’s A River” e “Hypnotised“.

Mel Gaynor y Derek Forbes, antiguos batería y bajista respectivamente del grupo, se unirán 3 años más tarde a la banda para realizar en 1998 Neapolis. Se intentó una reinvención musical y se contó con Pete Walsh para producir el disco junto con el propio Charlie Burchill. Pete Walsh ya les produjo el New Gold Dream de 1982, aunque esta vez los planes no funcionaron tan bien como en el pasado. El primer sencillo del disco se llamó “Glitterball” y el video promocional fue rodado en el Museo Guggenheim de Bilbao. Esta canción fue tocada en una aparición televisiva en el popular programa Crónicas Marcianas. El disco contaba también con “War Babies“, merecedora de ser mencionada.

Casi al mismo tiempo se lanzó un disco llamado The Early Years 1977-78, que incluía una colección de demos de los inicios de la banda. En el año 2001, Simple Minds publica un disco de versiones, Neon Lights, en donde se da un homenaje a unas canciones, que han sido especiales para la banda, y a unos artistas como Kraftwerk, David Bowie, Velvet Underground, Van Morrison y Roxy Music, entre otros. The Best Of Simple Minds aparece en ese mismo año, siendo el recopilatorio más completo editado hasta la fecha ya que quedan representados la mayoría de los éxitos de todas las épocas del grupo.

En 2002 sale a la luz Cry, un disco con nuevas esperanzas y renacimientos creativos. Contenía canciones como “One Step Closer“, “New Sunshine Morning” o la propia “Cry“, que daba título al álbum. Producido por el propio Jim Kerr, Charlie Burchill, Gordon Goudie y Planet Funk. Se volvió a realizar una gira mundial.

En el año 2004, se publicó una caja, con ediciones limitadas, llamada Silver Box, que contenía 4 CDs con versiones inéditas en directo, sesiones para la BBC, ensayos y maquetas. Además se incluía un quinto CD: Our Secrets Are The Same, producido por Burchill y por Kevin Hunter, que consistía en un disco de Simple Minds realizado a finales del año 1999 y nunca publicado hasta entonces por problemas con disputas legales. En el disco destaca la canción “Space“.

En 2005, su disco Black & White 050505, producido por Jez Coad y por el propio grupo, ha dejado en claro que nunca es tarde para regresar a los senderos de la fama. Su primer sencillo “Home” fue premiado como mejor canción de Rock Alternativo por las radios estadoudinenses. En palabras de Jim Kerr, “necesitábamos un disco que demostrara, tanto a nosotros mismos como al resto de la gente, que el latido de Simple Minds está más presente que nunca“. La gira recorrió toda Europa y llegó hasta Australia y Nueva Zelanda.En junio de 2006, Simple Minds fue uno de los grupos invitados para tocar en Berlín, por la inauguración del Mundial De Fútbol que se disputó en Alemania ese verano.

A finales de 2007 se conmemoró el 30º aniversario de la banda, y se volvió a realizar una breve pero exitosa gira por Australia y Nueva Zelanda, como invitados de INXS. Ésto hizo que se pospusiera la creación del nuevo álbum y no pudo coincidir con el trigésimo cumpleaños de la banda.

Jim Kerr reside en Taormina (Sicilia), siendo coopropietario de un hotel llamado Villa Angela. Charlie Burchill tampoco reside en Escocia, sino en Dublín (República de Irlanda), en una zona a las afueras de la capital, siendo vecino de Bono, el cantante de U2.

El 27 de junio de 2008 se celebró en Hyde Park (Londres) un macroconcierto por el 90 cumpleaños de Nelson Mandela. Simple Minds fue uno de los grupos invitados al homenaje. Sonó el himno “Mandela Day”, dedicado al gran líder sudafricano, y el clásico “Don’t You (Forget About Me)”.

Para fin de año se está preparando una gira por el 30º aniversario de la banda. Se ha anunciado la reunión, después de 27 años, de los miembros originales de Simple Minds (Brian McGee, Derek Forbes, Mick McNeil, Jim Kerr y Charlie Burchill) para grabar un par de canciones que podrían ver la luz al final de este año en los conciertos de celebración del 30º aniversario de la banda.

Se ha confirmado que en agosto de 2008 se va a grabar el nuevo disco de Simple Minds. Será en Rockfield Studios, en Gales. Real to Real CacophonyEmpires & Dance también fueron grabados allí. Se contará con Jez Coad, que también participó en Black & White 050505, como coproductor y a Bob Clearmountain como mezclador. Los integrantes del grupo serán: los miembros fundadores Jim Kerr (cantante) y Charlie Burchill (guitarrista). Completarán la banda Mel Gaynor (batería), Eddy Duffy(bajista) y Andy Gillespie (teclados). El álbum tiene prevista su salida para principios del 2009. Exactamente la fecha de la publicación es la del 25 de mayo de 2009. Había prevista una gira mundial. Las primeras fechas confirmadas son para el mes de junio por Alemania. Su título es Graffiti Soul y donde volvieron con gran éxito comercial y de crítica, este disco llegó al Top 10 del chart británico en mayo del 2009.