El Condado II 2017

20 de mayo, la cuadrilla al completo y David Díaz (elreypescador.com) con la intención de pescar unas truchas leonesas y pasarlo bien en un gran escenario. Madrugón obligado para aprovechar al máximo la jornada, pero ante todo muchas, muchas ganas.

Ya de por si juntarnos todos en la temporada está resultando últimamente difícil, por lo que la ilusión es máxima para este día. Por delante muchos kilómetros, un buen desayuno y al otro lado un magnífico río como es el emblemático Porma.

El sorteo fue generoso esta vez y David pudo pedir ese mismo día para compartir la aventura con nosotros. Ya es habitual por ambas partes tratar de juntarnos a lo largo de la temporada en alguna ocasión y echar algunos lances juntos.

Buen día a la vista, una suave temperatura y nada de viento en el ambiente cuando llegamos al coto. Organizamos la disposición para pescar por tramos, dejándonos espacio entre todos para tenernos a la vista pero sin molestarnos. Empezamos por el límite inferior empezando a tener contacto con el agua más que con los peces, ya que no vemos nada de actividad en superficie, intuyendo una pesca de mucha paciencia.

Miguel Ángel se descuelga a los chorros iniciales para intentarlo a ninfa, pero sin suerte. Santi, David y yo, lo hacemos en la primera gran tabla de partida, buscando algún atisbo de actividad, pero sin conseguir ver peces. Lances al agua durante los primeros minutos sin lograr nada.

Momento de cambiar en las corrientes con tricóptero de ciervo, con el cual consigo pinchar primera trucha, sin lograr revolcarla. Unos tantos lances después otra por fin es llevada a la sacadera. Poco después, se acaba la tabla y salvo esa captura, nada más reseñable.

Todo apunta a que si queremos pescar peces lo debemos hacer a ninfa, ya que las truchas están en el fondo y no suben a comer en superficie. Hay mucho tiempo por delante para ir cambiando artes en función de las circunstancias que nos vayamos encontrando y los resultados.

Nos vamos moviendo y adelantando según recorremos el cauce del tramo aguas arriba, probando en todas las aguas donde intuimos que pueden estar, y aunque van saliendo truchas entre todos, las capturas se suceden con mucha cadencia entre sí, siendo la mayoría truchas pequeñas o medianas. No hay corriente o vena de agua que no peinemos, pero las truchas se muestran reacias a nuestras moscas, salen con cuentagotas.

Llegan los guardas para hacer su trabajo y pese a que los permisos se habían repartido todos ese día, nos dicen que tan sólo en el tramos superior hay otros dos pescadores. Suponemos que a medida que vaya avanzando la jornada irán llegando más. Tras los controles y un poco de conversación con ellos, continuamos con la tarea.

Va haciendo calor y parece que las truchas toman mejor nuestras ninfas, pero salvo alguna ceba aislada que se va viendo, no parece que todavía sea el momento de pescar a seca. Yo por si acaso llevo entre el vader la caña montada para agilizar el cambio según se vaya dando.

Seguimos avanzando aguas arriba, tratando de pescar en todas las posturas con buena pinta que nos van saliendo al paso, pero pese a que es mediodía, la actividad de los peces, se mantiene irregular en todo momento. La suerte en cuanto a las capturas también lo está siendo, pero hay que seguir pues quedan tiempo para poder darle la vuelta.

Llegamos a otra de las grandes tablas donde se observa distintas cebas e incluso a cierta distancia las truchas en el lecho del río esperando a subir. Son aguas someras, por lo que pueden vernos perfectamente a una legua. Consigo en pocos minutos tres truchitas, nada importante, pero siendo las primeras a secas me hace cierta ilusión.

Pasada esta tabla, dejamos de ver cebas, así que retornamos a las ninfas en lo que nos queda de jornada. Por mi lado me adelanté al grupo salvando unos grandes troncos hundidos en el río para probar suerte en unas corrientes de cabecero de un pozo.

Algunos cientos de metros más y un par de capturas a la cuenta, decidimos salir del río para regresar al aparcamiento. Pensando que tenemos por delante una kilometrada importante para llegar a casa.

Resumiendo, no es que haya sido un día memorable, nada que ver con lo esperado y más con referencias gratificantes de otras temporadas. En general para lo que es este río y este coto, quizás nos haya defraudado un poco por el número de peces capturados.

Nada, esta temporada está siendo la tónica general en nuestras salidas, pero tenemos que pensar siempre en positivo, sabiendo que vendrán mejores.

© PescataMinuta

Anuncios

3 pensamientos en “El Condado II 2017

  1. Pingback: El Condado II 2017 – PescataMinuta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s