Barbos de invierno en el río

Aprovechando un día pre-primaveral de febrero con una suave temperatura y sin viento, me decido a salir en busca de los primeros barbos de la temporada. Otras temporadas he empezado en pleno marzo, pero no podía dejar pasar esta ocasión sin intentar dar con alguno y pasear por la orilla del río.