Gran día de Basses en el río Guadiana

Fue una jornada inolvidable de pesca en el río Guadiana. Es de esos días en que los peces actúan de una forma sorprendente y que no puedes olvidar. Finales de julio, día muy caluroso en las horas centrales del día, pero que aprovechamos madrugando para comenzar la práctica de la pesca con el frescor matinal.

Y así fue, nada más comenzar las capturas se fueron sucediendo continuamente, de tal forma que las manos estaban continuamente mojadas por desclavar a los basses.

No sabemos que les sucedió a los peces, ni siquiera había una previsión de influencia lunar indicada en las tablas, aunque un par de días antes si era más propicia. Pero algo les alteró, porque al medio día llevábamos más de 180 capturas, incluso en las horas más calurosas.

Fue interesante también porque aprovechamos para probrar nuevos streammers y poppers, y pudimos comprobar que todos ellos eran válidos, algunos como los minnows beatis con mayor éxito aún. Lo cierto es que cualquier señuelo que se movía adecuadamente en la punta del tippet en el agua, era constantemetne asaltado por los basses.

Texto y fotos: PescataMinuta, julio de 2010

Arcoíris en el Cofio

El día amaneció con amenaza de tormenta en toda la Sierra del Oeste madrileña, pero a pesar de ello decidimos aventurarnos a realizar unos lances en el rio Cofio. Era tal la ilusión de un día preparado con antelación con mi hijo, que ya podía diluviar que no se lo quería perder. Así pues, acompañado de Ivan y habiéndole habilitado una vieja caña Kunan de mosca para tal fin, probamos suerte en el medio del tramo II del coto.

Para Ivan era la primera vez que practicaba la pesca con mosca y tras un rato de pruebas y preparativos, comenzó sus pequeños y dudoso lances.

Las truchas no se cebaban, por lo que empezó con varias moscas emergentes y pronto llegó la primera captura. Emocionado por haberlo conseguido, ya que desde el principio dudaba de su posible habilidad, rápidamente cogió confianza y comenzó a soltar línea aunque con cautela.

A medida que la mañana avanzaba, las truchas se resistían y hubo que probar con algún streammer y ninfas. Aunque su mayor éxito llegó cuando puso una imitación de hueva, que a las arcoíris les parecía irresistible.

Terminamos la jornada al medio día con 16 capturas y para Ivan, que clavó 9 truchas, fue un día especial. Su primera jornada de pesca con mosca… casi nada!, un día que siempre recordará.

Texto y fotos: PescataMinuta, julio de 2010